jueves, 28 de mayo de 2020

Los Puertos de la Zona de Confort (por Luis David Tobón)

Estamos en MAYO, mes del Salmón como animal que nos instruye sobre la salida de la zona de confort en este Blog. Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.


Hoy estamos hablando en el mundo corporativo y académico de una frase que de tanto usarse ya va perdiendo un poco el sentido. Quién no ha escuchado expresiones como: ¡Debes salir de tu zona de confort! y generalmente quien nos lo recomienda sí que está en su zona de confort y no predica con el ejemplo.  Y normalmente lo que muchos pensamos pero no nos atrevemos a decir es: Pero y si me gusta buscar mi zona de confort que malo hay en ello ¿No es lo que todos hacemos? ¿Para qué incomodarnos? 

miércoles, 20 de mayo de 2020

Reinventarse y salir de la zona de confort, esenciales para afrontar con éxito la nueva normalidad (por Vicky Beneyto)

Estamos en MAYO, mes del Salmón como animal que nos instruye sobre la salida de la zona de confort en este Blog. Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.

El concepto de nueva normalidad se ha infiltrado en nuestras vidas. Poco sabemos de ella, más allá de que se parecerá a lo que hemos vivido, pero con cosas que cambiarán. Ante esa incertidumbre y la realidad social, marcada por la situación sanitaria y económica, ¿cómo lo están afrontando las marcas? ¿cómo se están preparando?
EMPRESAS, SALIMOS DE ESTA
Para intentar responder a esas preguntas ESIC, junto con The Music Republic y en colaboración con Valencia Plaza, ha puesto en marcha ‘Las Marcas en el NEW NORMAL’, un webinar que se va a celebrar los jueves del mes de mayo y donde diversas marcas explicarán su situación actual y las acciones que están llevando a cabo, dentro del entorno de sus negocios, como en el ámbito solidario. Coordinado por Juan Poveda, profesor asociado de ESIC y fundador y CEO de la agencia Trumbo, contó en su primera jornada, a la que asistieron más de 80 personas, con la presencia de MicrosoftAuaraManolo Bakes y The Basament.

martes, 12 de mayo de 2020

Síndrome de la cabaña: Por qué no queremos salir de casa (por Natalia Martín)

Estamos en MAYO, mes del Salmón como animal que nos instruye sobre la salida de la zona de confort en este Blog. Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.


El aislamiento llegó por sorpresa a nuestras vidas y manejar herramientas emocionales para permanecer en un mismo lugar durante tanto tiempo es indispensable. ¿Qué sucede cuando nos sentimos encerrados incluso estando en nuestra casa? Muchas personas hablan estos días del síndrome cabin fever, es decir, del síndrome de la cabaña.

lunes, 4 de mayo de 2020

MAYO: Lo que el Salmón nos instruye sobre la salida de la Zona de Confort


¿Quién me ha robado el mes de abril? es el título de una de las canciones más conocidas de Joaquín Sabina que lanzó a finales de los años 80 y que cobra todo el sentido en este mes que acabamos de dejar atrás.

Abril ha sido un mes en el que ese ser microscópico llamado coronavirus, que empezó a trastocar a medio mundo durante los meses de febrero y marzo, ha llegado a conquistar prácticamente la totalidad del planeta, obligando a la humanidad a romper con todo, a salir de su rutina en todos y cada unos de los ámbitos: el personal, el familiar, el laboral… absolutamente todos. Por esto, durante el mes de mayo, cuando la mayoría de países están ya iniciando la desescalada del desconfinamiento por tramos y franjas que permitirán caminar hacia la “nueva normalidad” (como la han bautizado los gobiernos), quiero dedicar este espacio a hablar sobre la zona de confort.

Pero, una vez más antes de empezar a reflexionar sobre la temática, os quiero presentar a un nuevo animal que nos demuestra que salir de la zona de confort no siempre es negativo, incluso en ocasiones se convierte en algo necesario como es su caso. Este mes vamos a hablar del Salmón.


El salmón es un pez marino y de agua dulce que, además de ser uno de los peces más cotizados por su valor alimenticio y sus huevas con las que se hace el sucedáneo de caviar, forma parte del grupo de peces diádromos, es decir, peces migratorios que viajan entre el agua dulce y el agua salada. De hecho, el salmón nace en aguas dulces, viaja hasta aguas saladas y vuelve al lugar donde nació para reproducirse. El salmón tiene cuerpo alargado, mandíbulas grandes y color azul grisáceo. Su cola es alargada y flexible, lo que le permite alcanzar velocidades de 50km/h y recorrer unos 20.000km en los océanos. En su etapa inicial se le conoce como alevín y se alimenta básicamente de insectos terrestres y acuáticos. En su etapa adulta, se alimenta de otros peces y suele alcanzar los 9kg, aunque dependiendo del hábitat en el que se encuentre podría llegar hasta los 45kg. Pero lo que más caracteriza al salmón frente a otros peces es su proceso de reproducción durante los entre 3 y 8 años que suele durar su ciclo de vida. Después de recorrer miles de km a lo largo de su vida hacia el mar, vuelve a las aguas dulces del lugar donde nació, nadando en sentido ascendente de los ríos y sorteando todo tipo de obstáculos. Una vez allí suele hacer una serie de nidos, en cada uno de los cuales desovará entre 500 y 1000 huevos, realizando unas 7 puestas en total, que tratará de incubar durante aproximadamente dos meses hasta que llega el momento de su muerte.

La vida del salmón es un claro ejemplo de entradas y salidas constantes de sus zonas de confort en las que habita. Una primera zona de aguas dulces donde nace, una segunda zona de aguas saladas donde crece y, de nuevo, una tercera zona de las aguas dulces donde empezó su vida. Todo ello le supone una serie de adaptaciones progresivas durante esos viajes, que tiene que poder asimilar y afrontar si desea llegar a cumplir sus objetivos de vida. 


¿Qué entendemos por zona de confort?. Ésta la podemos definir como aquel espacio físico y/o mental en el que no arriesgamos, donde nos sentimos cómodos, sin miedos ni ansiedades, pero también en el que no crecemos

Permanecer mucho tiempo en la zona de confort lleva a la apatía, a la desmotivación, al sinsentido y a la negación ante cualquier nueva idea o necesidad de asumir riesgos.

Durante estas últimas semanas se está dando un fenómeno un tanto curioso y es que, a diferencia de lo que suele ser habitual, millones de personas nos hemos visto sacadas a la fuerza de nuestra zona de confort sin que en ningún caso haya sido por decisión propia. Aunque salir de la zona de confort puede estar motivado por decisión propia o por decisión ajena, suele ocurrir de manera individualizada o en determinados grupos o comunidades, pero no a gran escala mundial como está ocurriendo.

Además, se da otra curiosidad y es que, después de tantas semanas de confinamiento, la mayoría de nosotros hemos creado una nueva zona de confort en nuestras casas, en nuestros nuevos espacios limitados, en los que hemos construido nuestra oficina de trabajo, la escuela de los niños, nuestros rincones de bricolaje y cocina e incluso nuestros gimnasios. Nos sentimos incómodos al salir a los espacios públicos, solitarios, con mil y una medidas de protección, con distanciamiento social impuesto, vigilados más que nunca por los cuerpos de seguridad… y, en definitiva, deseando volver a nuestras casas, donde ahora se haya nuestra nueva zona de confort. 

Pero además, sabiendo que en breve, con la desescalada del desconfinamiento, vamos a volver a recuperar poco a poco la zona de confort que nos arrebataron, siendo conscientes además de que ya no será como la conocíamos.

Para afrontar todo este cóctel mental tenemos que estar haciendo una gestión emocional extremadamente activa y constante y más si antes, en algún momento del pasado, no la habíamos empezado a trabajar, porque de lo contrario en un corto o medio plazo podría acarrearnos serios problemas y miedos que trastocarían nuestro día a día.

Por todo ello, remarco la importancia que tiene experimentar salidas de la zona de confort durante nuestras vidas. Algunas razones son:
  1. Te ayuda a prepararte para tiempos difíciles, principalmente para aquellos en los que abandonar la zona de confort no es decisión propia.
  2. Elaboras y pones en práctica nuevas herramientas y recursos.
  3. También te vuelves más creativo y productivo, porque te desenvuelves con nuevos estímulos, nuevos aprendizajes y en nuevos contextos en los que experimentas un alto deseo de realizar las cosas bien.
  4. Te permite ganar autoconfianza y crecimiento personal.

Debemos, por lo tanto, sentirnos ahora partícipes de un ciclo de entradas y salidas constantes de diferentes zonas de confort en las que nuestra visión va a tener que ser lo más positiva, realista y transformadora posible. Donde debemos entender que van a existir debilidades y amenazas (vulnerabilidad al contagio, amenaza de perder nuestro trabajo, nuestra comodidad…), pero también fortalezas y oportunidades (nuevos escenarios, nuevos aprendizajes, fortalecimiento de nuestra resiliencia e inteligencia emocional…). Debemos entender que de la crisis sanitaria y económica en la que nos encontramos, cabe espacio para salir fortalecidos y aprovechando nuevas oportunidades que se nos van a abrir y en las que debemos tratar de convertir cualquier emoción negativa en algo positivo: el miedo en valentía, la ira en creación, la tristeza en compañía…

Es importante un buen manejo de nuestras emociones en un momento en el que estamos saltando de agua dulce a agua salada para volver a un agua dulce que habrá cambiado a como la conocíamos, al menos durante los primeros meses.

EL AUTÉNTICO AUTODESCUBRIMIENTO COMIENZA DONDE TERMINA TU ZONA DE CONFORT (Adam Braun)

Otros artículos relacionados con la "Zona de confort":


martes, 28 de abril de 2020

El profesional resiliente: cuatro habilidades para reinventarnos (por Pilar Jericó)

Estamos en ABRIL, mes del Camello como animal que nos demuestra la importancia de la resiliencia en este Blog. Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.


La crisis de la covid-19 nos desafía a desarrollar nuevas destrezas y a buscar otras oportunidades


La covid-19 nos ha pillado con el paso cambiado. Nadie imaginaba una situación como la que estamos viviendo, así que todo lo que nos sucede es nuevo. El virus ha obligado a las empresas y a sus líderes a transformarse. Vienen tiempos difíciles para muchas personas en el plano profesional, lo que les empujará a reinventarse o, al menos, a buscar nuevas oportunidades. Para hacer frente a este escenario, los emprendedores, los autónomos y aquellos profesionales que dirigen empresas, por pequeñas que sean, tienen el desafío de desarrollar nuevas habilidades. El objetivo es sacar algún partido a estos momentos extraordinarios. Veamos algunas de las destrezas que podemos adquirir:

miércoles, 15 de abril de 2020

Resiliencia en tiempos de coronavirus (por El Correo)

Estamos en ABRIL, mes del Camello como animal que nos demuestra la importancia de la resiliencia en este Blog. Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.


La extraordinaria emergencia sanitaria que estamos viviendo como consecuencia del coronavirus supone una amenaza para nuestra salud a nivel mundial. Al mismo tiempo, las medidas de cuarentena y la crisis que esta situación ha provocado ponen a prueba nuestra fortaleza mental y nuestra estabilidad social y económica. En momentos como este, se hace más importante que nunca la capacidad de resiliencia. Andrés Mascaró, Doctor en Psicología de IMQ AMSA, nos habla sobre qué es la resiliencia y cómo podemos sobrellevar estos momentos de crisis.

miércoles, 8 de abril de 2020

Guía para superar el impacto emocional del coronavirus (por Pilar Jericó)

Estamos en ABRIL, mes del Camello como animal que nos demuestra la importancia de la resiliencia en este Blog. Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.

Debemos afrontar la situación con una mentalidad positiva. Para eso necesitamos conocer las etapas a las que nos vamos a enfrentar. 


El coronavirus nos ha superado a todos. Nos enfrentamos a emociones incómodas, nos agobia el miedo, nos estremece escuchar a los sanitarios informando de las situaciones que viven, y no parece que las cosas vayan a mejorar en el corto plazo. Sin embargo, existe una verdad incuestionable: todo pasa. El coronavirus también. Como ha sucedido con otras pandemias o en otras situaciones difíciles que hemos vivido. Debemos afrontar el problema con una mentalidad positiva. Para eso necesitamos conocer las etapas y las emociones a las que nos vamos a enfrentar. Reconocerlas nos ayudará a afrontarlas de un modo más amable. A desarrollar una mentalidad positiva a pesar de las circunstancias. Esta posición nos permitirá entender que, en todo cambio, por difícil que sea, siempre existen oportunidades para seguir aprendiendo y avanzar como personas y como sociedad.