jueves, 28 de noviembre de 2019

Guía para que absolutamente todos te recuerden por tu marca personal (por Cynthia de la Garza)

Estamos en NOVIEMBRE, mes de Frida Kahlo como embajadora de la marca personal en este Blog. Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante. 



Contrario a lo que muchas personas pueden creer, la marca personal o personal branding está tomando fuerza en los jóvenes de la generación millennial, pues empiezan a valorar cada vez más este aspecto como parte de su desarrollo profesional.
Crear una marca personal sólida y atractiva puede funcionarte como un imán, pues te ayudará a obtener algunos beneficios como mayor visibilidad y prestigio, confianza y buena reputación, amplía tu red de contactos profesionales y te presenta como experto en tu campo de acción.

miércoles, 20 de noviembre de 2019

¿Cómo puedes construir tu branding personal en redes sociales? (por estrategiaynegocios.net)

Estamos en NOVIEMBRE, mes de Frida Kahlo como embajadora de la marca personal en este Blog. Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante. 

En esta era de las redes sociales es importante establecer una marca personal, esto para lograr diferenciarnos de otros y también, para poder transmitir el mensaje correcto de nuestra personalidad al mundo.
Tom Peters, el autor y líder en gestión empresarial que acuñó el término personal branding en 1997, explica en su ensayo – La marca llamada tú – que “para estar en el mundo de los negocios en la actualidad, nuestro trabajo más importante es ser la cabeza de marketing de la marca llamada Tú”. El branding personal es el arte de potenciar nuestras cualidades únicas y controlar la narrativa de la marca Tú.

jueves, 14 de noviembre de 2019

Cómo hacer rentable tu marca personal (por Isabel Jaen)

Estamos en NOVIEMBRE, mes de Frida Kahlo como embajadora de la marca personal en este Blog. Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante. 


Para definir qué es la Marca Personal basta con responder a estas cuatro preguntas: quién eres, qué haces, cómo lo haces y para qué lo haces. Puede parecer sencillo a primera vista, pero si intentas desarrollar el ejercicio, verás que encontrar las respuestas no es tan fácil como parece.

En el marketing digital, la creación de una marca personal es un ámbito muy importante. De ella, se desarrolla el “Personal Branding”, que es la filosofía que nació con la intención de considerarse a uno mismo como marca, y como toda marca, desarrollar la capacidad de saber venderse.

lunes, 4 de noviembre de 2019

NOVIEMBRE: Frida Kahlo, una marca personal 'in crescendo'


Si durante este año estamos otorgando a algunos personajes famosos e históricos el título de embajadores y embajadoras de los diferentes temas que se tratan en este espacio desde hace ya unos años, no podíamos olvidarnos del personaje que os presento este mes y que se convierte desde ya en embajadora de “marca personal”.

El branding, la gestión de la esencia personal (y de la que no es personal), la huella que dejamos en los demás, nuestra propia propuesta de valor… son conceptos que están levitando alrededor del gran concepto de Marca Personal, qué valor nos damos a nosotros mismos y cómo lo vendemos a los demás para conseguir nuestros objetivos, de la misma manera que hace cualquier marca comercial. Si además, conseguimos que esta marca se alinee en los diferentes contextos en los que participamos (el propiamente personal, el profesional, el familiar, el artístico…) la marca en sí genera más credibilidad y se hace más fuerte y persistente a lo largo del tiempo. Y ella lo hizo muy bien, pues la huella de Frida Kahlo sigue ahondándose medio siglo después de su muerte, pues aunque llegó a conocer el éxito en vida, su verdadero reconocimiento como artista no comenzó hasta la década de los años 70.


Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón, nació en 1907 en Coyoacán (Ciudad de México) como tercera hija del matrimonio entre el fotógrafo Guillermo Kahlo, un inmigrante alemán, y Matilde Calderón, mexicana. Su infancia transcurrió marcada por la enfermedad física que sufrió, una poliomielitis que contrajo con 6 años y que le dejó secuelas de por vida. En 1925 sufrió un accidente cuando el autobús en el que viajaba fue arrollado por un tranvía, dejándole múltiples fracturas que le obligaron a pasar en numerosas ocasiones por el quirófano. Durante esos años había estado tomando clases de pintura en el taller de imprenta y grabado de un amigo de su padre y, tras el accidente y su largo periodo de inmovilidad, potenció el arte de la pintura. Pocos años después conoció al ya famoso muralista Diego Rivera, con quien contrajo ese matrimonio al que muchos llamaban la unión entre un elefante y una paloma, pues su relación pasó por el amor, aventuras con otras personas, odio, un divorcio y un segundo matrimonio. Diego amaba la pintura de Frida y se convirtió en su mayor admirador; ella fue la mayor crítica de la obra de Diego. La difícil situación política de México para los simpatizantes de izquierdas hizo que el matrimonio tuviera que trasladarse a Estados Unidos, donde la fama de Diego ya se había consagrado y donde le surgieron encargos de nuevos murales. Años después, regresaron a México y la relación entre ambos se vio perjudicada por el romance que Diego tuvo con la hermana pequeña de Frida. Aunque consiguieron superar las desavenencias, Frida inició otras relaciones amorosas con hombres y mujeres que le acompañaron hasta sus últimos años de vida. En 1954 Frida moría en su ciudad natal.



Separar la vida artística de Frida de su vida personal resultaría casi imposible, pues la temática y simbología de su obra están profundamente marcados por sus vivencias personales: cómo se sentía con su relación matrimonial, cómo sentía su cuerpo, su incapacidad para tener hijos… Además, en un tiempo en el que la mujer estaba claramente al servicio del hombre, Frida plasmaba en su obra su capacidad de autosuficiencia y fortaleza, representándose a ella misma con características sexuales masculinas y exagerando sus cejas y su bigote. Además de en la pintura, la obra de Frida ha tenido impacto en la literatura, pues algunos escritores han utilizado su vida e historia personal para escribir sus libros. También en el cine, en películas como "Frida" o la reciente película animada "Coco". Y cómo no en la música, en canciones como "El elefante y la paloma" de Pedro Guerra, "Viva la vida" de Coldplay o "Por el boulevard de los sueños rotos" de Joaquín Sabina.

Como vemos, no sólo los trajes tradicionales mexicanos que vestía Frida, se convirtieron, junto a su semblante cejijunto, en su imagen de marca. La interrelación y la coherencia entre su, podríamos calificar, surrealista vida personal y artística, reflejo de la anterior, han conseguido que su historia siga ostentando una de las marcas personales mexicanas a las que el mundo tiene mayor aprecio.

Su bigote y unicejo tan masculinos, el ser feminista y femenina al mismo tiempo, su cariz revolucionario, entre otras características, la convierten en una de las precursoras de la creación de la marca personal, creando la suya propia, una seña de identidad tan fuerte que continúa generando fascinación más de 60 años después de su muerte. Podríamos decir que Frida fue una influencer del s.XX y, muchos años antes de que los gurús empezasen a hablar del personal branding, ella ya se marcaba con un lápiz de ojo negro sus cejas, siendo conocedora de que constituían parte de su marca e imagen personal.

Zara, Converse, Bohemia, Mattel y Aeroméxico, entre otras, son marcas que han utilizado la propia marca de Frida para lanzar productos especiales con su imagen, enloqueciendo a consumidores.


Como veis, tan difícil ha sido para los expertos separar la vida artística de la personal de Frida Kahlo como para mí ha sido separar a Frida de la definición del concepto de marca personal. Y es que Frida es tan claro ejemplo de marca, que hablar de ésta cuando quieres poner como ejemplo el de la artista te conduce a esta imposibilidad de separar lo teórico de lo práctico. Es indiscutible que la interrelación y la coherencia entre sus diferentes contextos, a los que he hecho referencia anteriormente, es evidente y son, sin lugar a dudas, los motivos por los que su marca personal ha dado tanta credibilidad, fuerza e impacto a lo largo de los tiempos.

No quisiera acabar este artículo sin recordar que tú no haces una marca desde cero, sino que tú ya tienes una marca (porque estoy seguro que la gente habla de ti cuando no estás delante). Eres inseparable de tu marca personal y ésta existe aunque no seas consciente de ello. Tu forma de comportarte, tus valores, tu sentido del humor, la manera de hablar, tus ideas, tu apariencia, tu presencia en sí misma, ya son aspectos que se entremezclan y dan lugar a tu marca. Las marcas se potencian, se alinean, se mejoran, se gestionan, pero no se crean partiendo de la nada del mismo modo que no se pueden camuflar, pues siempre consiguen desenmascararse en el lugar y momento menos pensado.



Otros artículos relacionados con la "marca personal":