miércoles, 10 de octubre de 2018

¿Cuáles son las habilidades más valoradas por las empresas? (por RRHH Digital)

Comparto con vosotros este artículo que me ha resultado interesante.


Miles de jóvenes españoles comienzan, estos días, una nueva etapa educativa. Las universidades, centros de formación profesional o escuelas de negocios renuevan su oferta formativa para adaptarse a los nuevos tiempos y necesidades del mercado. Pero, en un mercado laboral altamente cualificado y competitivo, las empresas, además de valorar la formación y la experiencia de los candidatos, tienen cada vez más en cuenta su personalidad, actitud y capacidad para aportar soluciones.



En este contexto, cobran importancia las habilidades sociales a la hora de optar a un puesto de trabajo - también conocidas como soft skills -. Esos rasgos de la personalidad, el lenguaje o las conductas que capacitan a las personas para enfrentar las diferentes situaciones profesionales o personales que surgen en su día a día.

jueves, 4 de octubre de 2018

OCTUBRE: Cuba, la cuna de la 'Problem Solving People'


Este mes de octubre quiero tratar un tema que en el mundo de los Recursos Humanos tiene mucha relevancia hoy en día. Me refiero a la capacidad de las personas de resolver problemas, lo que se conoce en términos americanos como ‘Problem solving’. Aunque en RRHH está cada vez más de moda la búsqueda de candidatos que incorporen ésta en su repertorio de competencias, en la vida, fuera de las empresas, la capacidad resolutiva es también un plus para aquellas personas que la tienen bien desarrollada.

Si tuviera que escoger un lugar de aquellos que he visitado en el que la capacidad resolutiva se puede observar por cualquiera de sus calles y en múltiples situaciones ése es sin duda Cuba.


La República de Cuba está ubicada en el extremo noroeste de las Antillas, limitando al norte con el Océano Atlántico y al sur con el Mar del Caribe. Con más de 11 millones y medio de habitantes es el país más poblado de las Antillas y con casi 111.000km2, el más extenso. Previo al periodo de colonización española (siglo XVI), el territorio cubano estaba habitado por pueblos indígenas americanos. Hasta 1869 Cuba se mantuvo como colina española, y como provincia española hasta 1898, tras la intervención de Estados Unidos en la Guerra de la Independencia Cubana. Aunque Cuba trató de establecer la democracia desde su Independencia en 1902, el Golpe de Estado de 1952 le sumergió en la dictadura de Fulgencio Batista, derrocado en 1959 por Fidel Castro, quien años después lideraría el Partido Comunista, que gobierna el país hasta la actualidad. Desde 1960 Cuba ha venido sufriendo un bloqueo comercial, económico y financiero por parte de Estados Unidos, siendo éste el bloqueo más prolongado que se conoce en época moderna, habiendo sido condenado 23 veces por Naciones Unidas. En 2014 los presidentes Barack Obama (EEUU) y Raúl Castro (Cuba) acordaron mejorar las relaciones políticas, sociales y económicas entre ambos países, comenzando el levantamiento del bloqueo cubano que a fecha de hoy sigue existiendo.

Por este último punto, el del bloqueo, es seguramente por el que actualmente es posible observar ciertos comportamientos entre los ciudadanos cubanos que fuera de este país y en la mayoría de países desarrollados nos chocaría ver en pleno siglo XXI.

Esta falta de relaciones comerciales con el exterior ha provocado durante todos estos años de bloqueo que los cubanos hayan tenido dificultades para comprar materiales con los que reparar vehículos, edificios, infraestructuras civiles…

Más de la mitad de las edificaciones en Cuba están en ruinas o casi. Si caminas por las calles del centro de La Habana podrás comprobar que 8 de cada 10 casas tienen sus fachadas con un gran deterioro y una gran falta capas de pintura. Materiales de cierta calidad como azulejos, pintura, sanitarios, tuberías… han sido prácticamente inalcanzables para la población cubana, por la dificultad comercial que comentábamos que tiene el país y por el consecuente precio desorbitado de estos materiales. La realidad se plasma en que este tipo de reparaciones sólo se lo han podido permitir aquellos cubanos con familiares en el extranjero, que les han ido proporcionado dinero.

Estado de los edificios situados frente al Malecón habanero

No es difícil tampoco encontrar deterioro en las infraestructuras y mobiliario urbano

Construir o reparar han sido tareas que difícilmente los cubanos han podido llevar a término a no ser que haya sido con sus propios medios e ingenio. No hace falta más que observar la gran mayoría de los coches que circulan por sus calles. Unas verdaderas obras de ingenio e ingeniería, donde la artesanía es la principal herramienta con la que cuenta los mecánicos y los usuarios de los vehículos sesenteros. El principal motivo, además, radica en que el Gobierno prohibió hasta 2011 la compra de vehículos nuevos y desde 2013 los grava con impuestos del 800%, lo que resulta en precios inalcanzables que rondan los 70.000€ para los vehículos más sencillos.

Vehículos antiguos re-reciclados y en buen estado y medios de 
transporte a los que uno no sabe si llamar coche o directamente submarino. 
Evidencia clara del ingenio de los cubanos, haciendo uso de lo que tienen a su abasto.

Por todo ello, y vuelvo al comienzo, la capacidad resolutiva ante dificultades sobrevenidas es un elemento de gran valor que muchos profesionales de los recursos humanos valoramos en la búsqueda del talento, en la incorporación y en la retención del mismo. Las personas ‘problem solving’ son personas que te aseguran evitar conflictos e incidencias mayores, que previenen complicaciones y que saben encontrar posible soluciones a aquellos problemas que anteriormente han identificado con total claridad.

Como en el caso de los cubanos, esta habilidad no viene en nuestro ADN y por ello estamos ante una competencia que puede ser aprendida para posteriormente poder aplicarla tanto en el mundo profesional como en el personal.

Otros artículos de este blog que te recomiendo leer: