domingo, 6 de enero de 2013

Todo esfuerzo tiene su recompensa



El fracaso en los múltiples intentos de alcanzar nuestros objetivos y la consecuente frustración, pueden llevarnos a tirar la toalla y desistir por la lucha que en su día emprendimos con ilusión y optimismo.

Me dirijo hoy a todas aquellas personas que a pesar de la gran suerte de estar en activo, teniendo en cuenta los tiempos que corren, sentís desmotivación porque no veis cumplidas vuestras expectativas y os sentís estancados. Pero muy especialmente me dirijo a todas aquellas personas que, desgraciadamente, estáis buscando empleo.

A los unos y a los otros sólo os debo decir una cosa y es que nunca abandonéis si tenéis muy claro que vosotros merecéis llegar hasta la meta propuesta. Y estoy seguro de que la gran mayoría estáis convencidos de ese esperado mérito, que por ahora no acaba de llegar.

Aunque se vayan cerrando muchas puertas a lo largo de un camino de ardua búsqueda y empeño, nosotros sólo queremos encontrar una puerta abierta y os aseguro que esa puerta existe. Pero ¿cómo encontrarla?

No existe una fórmula mágica para ello, como para casi nada en esta vida, pero sí que existen muchas herramientas, algunas de las cuales ya conocemos y sin embargo no les estamos prestando la atención debida, pudiendo ser la llave maestra que abra esa puerta por la que queremos entrar.

¿Qué me decís si probamos con ser más creativos e innovadores? ¿Qué os parece si el currículum lo enviamos en otro formato que ya no sea el papel? ¿Y si apostamos por encontrar nuestro punto diferencial y lo potenciamos con tal de crear una marca personal? ¿Qué tal escribir un blog? ¿Y adentrarnos en las redes sociales como Linkedin, Twitter, Gmail+… y darnos a conocer?

En definitiva, como veis todas o casi todas estas opciones las tenemos al alcance de nuestras manos. La tecnología es hoy una gran aliada para ayudarnos a encontrar lo que uno busca ya no sólo en su barrio o ciudad, sino llegando en cuestión de segundos a cualquier persona y a cualquier rincón del mundo.

Ahora mirad este video. Algún día ellos también se sintieron frustrados y, sin embargo, siguieron luchando, llegando a lograr mucho más de lo que imaginaban encontrar cuando iniciaron sus caminos.

Fuerza, ánimo y voluntad... con ellas siempre llegarás lejos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario