jueves, 7 de abril de 2016

Huye de la desmotivación en tu trabajo y deja en paz a tu abuela




video

De esta manera cómica inicio este artículo que en realidad conlleva mucha mayor seriedad e importancia.

Existen varias señales que te indican que no estás bien en tu trabajo. A veces mediante excusas que justifiquen tu absentismo y a veces autoconcienciándote de que es sólo una racha y que todo mejorará de aquí a unos días, te ciegas sin querer ver y aceptar la realidad.

Aunque trabajes en aquello que te gusta, aunque el sueldo que recibas te parezca el adecuado y aunque el clima laboral sea estupendo, puedes estar en un momento de crisis y de necesidad de cambio por no tener cubiertas otras de las necesidades que para ti son las más importantes en el momento profesional y personal en el que te encuentras.

...si los proyectos en los que trabajas son interesantes y retadores, pero no te sientes valorado por tus superiores, simplemente te ignoran y sólo se acuerdan de ti cuando algo no sale bien.

...si te consideras una persona creativa e innovadora, pero durante tu jornada no eres capaz de pensar más allá que en cumplir mínimamente con la tarea asignada.

...si cada día que te levantas es un suplicio pensar en lo que te espera y sólo haces que contar lo que resta para el fin de semana o para las vacaciones.

...si te molesta cualquier comentario fuera de lugar, cualquier cambio irrelevante e incluso la presencia de ciertas personas que siempre habían estado ahí y tampoco las habías tenido en consideración porque no te aportaban nada.

...si observas que tus valores y los de la empresa o los de quienes la dirigen chocan y no van alineados.

...si te da la sensación de estar perdiendo tu tiempo y piensas que en otros lugares seguramente te faltarían horas para finalizar tu jornada.

¿A qué esperas en actualizar tu CV y apuntarte a ofertas de empleo?

Habla con tus contactos, hazte ver, date a conocer en las redes sociales (LinkedIN, Blogger, Twitter…) y sobre todo no desistas en encontrar ese lugar que te va a permitir volver a dar lo mejor de ti. Ese lugar donde te valorarán y volverá a relucir tu creatividad; ese lugar al que te dirigirás cada día cargado de energía desde primera hora de la mañana, donde sabrás ver el lado positivo de todo lo que ocurra y de las personas que te rodeen. Donde además sentirás que los valores que forman tu “yo” son consonantes con los que forman el “yo” de la empresa y en el que las marcas personal y empresarial bailarán unidas al son de una misma melodía. En definitiva, ese lugar en el que sentirás que estás aprovechando tu tiempo y estarás enriqueciéndote y creciendo profesionalmente a la vez que ayudas a crecer a otros.

Te sentirás mejor contigo mismo, lo notarás desde el minuto cero, lo notarán quienes están contigo y, por supuesto, ¡¡lo notará tu abuela!!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario